Desde un pueblo keniano

Me resulta un tanto complicado resumir en un solo post mi primera semana en Kakamega. A pesar de no ser la primera vez que pisaba Kenia, todo cuanto acontece y veo es novedoso. Kakamega poco tiene que ver con Nairobi. Es un auténtico pueblo keniano, y como me han dicho algunos lugareños, muestra la verdadera vida africana. Así que la inmersión en este país va a ser profunda.

1

El aterrizaje ha sido lento, o como dicen aquí, pole pole, aunque no dejas de ir de un lado a otro intentando solucionar todos los trámites burocráticos y administrativos. Tras estar alojada una semana en el Golf Hotel Kakamega, me mudo por fin a una casa, lejos de las comodidades y lujos de este maravilloso hotel, al que creo que regresaré a disfrutar de su piscina y jardines, como hacen muchos “kakameganos”. Será inevitable, sólo hay que ver las fotos.

A pesar de que poco tiene que ver con Nairobi, la gente en Kakamega, como buenos kenianos, es encantadora y siempre te reciben con una sonrisa brindándose a ayudar en todo lo que necesites. Y como somos pocos los extranjeros, no dejas de oír la palabra mzungu (hombre blanco en suajili) cuando se dirigen a ti. Y como no, cuando saben que vienes de España, enseguida empiezan a nombrarte los clubs de fútbol españoles, a cuya retahíla le sigue la pregunta de si practicas el “deporte rey”.

Ante todo, las manos deben estar bien limpias antes de sentarse a la mesa. Y si no hay lavabo, siempre algún camarero te trae una palangana con agua para que te laves.

Ante todo, las manos deben estar bien limpias antes de sentarse a la mesa. Y si no hay lavabo, siempre algún camarero te trae una palangana con agua para que te laves.

Ahora comienzo la verdadera vida keniana en un hogar que no tiene lavadora ni tendrá porque según mi casero, en Kakamega esas máquinas no existen. Pero tengo unos vecinos encantadores que tras llegar, me han facilitado todo lo que necesite hasta tener listo el hogar.

Advertisements

6 thoughts on “Desde un pueblo keniano

  1. Elisa says:

    Jo Maryyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy………qué pasada de hotel…..aunque como dices muy bien en tu post, seguro que es a partir de ahora cuándo vivirás realmente la experiencia de “Vivir en Kenia”. Me das mucha envidia, de la mala….y me alegro mucho de la oportunidad que se te presenta…..Pero oiga, cuentanos algo de tu experiencia en la Uni….
    Aquí comienza la primavera….buen presagio….y creo que finalmente me voy a Tailandia!!!!!!!!!!! Ni me lo creo,. ya te contaré.
    Bueno mujer blanca de pelo rojo…te mando un beso muy fuerte y por favor, exprime la experiencia, pon todas tus fibras a vivir y a sentir…disfruta este regalo!!!!
    Besos miles desde Spain.

  2. Isabel Moreno says:

    Es una muy buena primera toma de contacto la que nos narras. Eso sí, lo de la lavadora parece un poco duro, pero seguro que encuentras alguna alternativa y lo superas.

    Mucho ánimo y hasta tu próxima comunicación.
    Besos. Isabel

  3. María Abad says:

    ¡¡Me alegra leerte!!

    ¿Entonces ya ni hablamos de una wifi para que tu móvil sea algo más que un despertador no? No te preocupes, las lavadoras las carga el diablo a si que mejor 😛

    Ánimo y kidogo a kidogo 😉

    ¡¡Cuéntanos más cosas pronto!!

  4. Satur says:

    No puede ser un problema la lavadora para una Arnal-Canudo, pobres kakameganos la que les espera, dentro de poco tendrás la franquicia de Balay entre otras…. Besicos desde el Somontano.

  5. […] a Amos recién llegada a Kakamega en mayo de 2013. Llevaba el coche de Brenda, una alumna y secretaria de la universidad encargada de ayudarme en la […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s