“Ve mañana”

No suelo escribir este tipo de historias en el blog, pero en esta ocasión, me ha hecho tanta gracia la anécdota que no puedo evitar compartirla. El concepto del tiempo en Kenia, y supongo que en muchos países africanos, dista bastante del de una servidora. Esta cuestión no es novedad para cualquiera que haya estado en Kenia o tenga algunas nociones sobre el país.

Ayer había quedado para ir una fiesta que se celebraba en un pub, todo un acontecimiento para la noche kakamegana. La cita era a las nueve, momento en el que la noche es cerrada en este país atravesado por el Ecuador. Una de las normas de seguridad personal es no frecuentar las calles cuando cae el sol (probablemente una de cosas que más echo de menos de España, andar por la noche), y mucho menos si eres mujer y blanca. Así que llamé a uno de los pocos taxistas de confianza –hasta ayer- que existen en la ciudad para que me recogiese. Por supuesto, me dijo que sí, sin ningún problema. Pasados quince minutos de la cita y viendo que no aparecía empecé a acribillar a llamadas al taxista, que por supuesto no dio señales de vida, ni a las llamadas ni a los mensajes.

DSCN0576En un momento de cuasi desesperación pregunté a los dos trabajadores de casa si conocían a alguien que pudiera venir a buscarme. Uno de ellos, para mi sorpresa, me contestó “Si no viene el taxi, ve mañana”. Me quedé estupefacta ante la respuesta, al comienzo pensé que se trataba de una broma, pero cuando ya lo repitió cinco veces, no era una broma, estaba hablando completamente enserio. Por más que le expliqué que esa no era la solución porque me estaban esperando y la fiesta no era mañana, si no hoy (por ayer), le daba igual, siguió defendiendo su argumento que era tan simple como obvio: si no puedes ir hoy porque no debes ir sola de noche por la calle, ve mañana por la mañana con la luz del día.

No hay que decir, que si de él si hubiese tratado, seguramente, habría acudido a la fiesta hoy por la mañana y no anoche. Como tampoco hay que decir, que por supuesto, no habría visto la fiesta ni por asomo, ni tampoco a sus amigos; o sí, porque aquí nunca se sabe hasta llegado el momento. Por supuesto el concepto del tiempo no sólo es relativo para estas cuestiones, que son meras anécdotas, también es aplicable a cualquier situación. Pero esto daría para otro post cuyo objetivo no sería la gracia.

Por cierto, llegué a la fiesta porque tengo unos amigos que son unos soles y suponen que si la mzungu no ha llegado no es porque no vaya a acudir, sino porque probablemente he tenido un problema, así que mandaron un taxi a buscarme. Por cierto, vehículo en el que venían ya cuatro personas entre los que se encontraba un amigo. Lo habitual en Kakamega es que en los taxis nunca viaja sólo el cliente con el taxista, contigo hacen la carrera amigos o familiares del taxista, y que por supuesto, nadie te explica quiénes son esos viajeros, sólo lo sabes cuando llegas al destino y observas cuántas personas se bajan del coche junto a ti.

Lo dicho, aquí nunca se sabe hasta llegado el momento. Es cuanto menos, divertido.

Advertisements

11 thoughts on ““Ve mañana”

  1. Elisa says:

    Es genial!!!! Ayyyyyyyy….si pudieramos tener nosotros ese concepto del tiempo…otro gallo cantaría, eh??? Disfruta de los contrastes!!

    • María Arnal says:

      La verdad es que para algunas situaciones deberíamos aprender a tener este concepto del tiempo, pero para otras, las consecuencias son nefastas, pero bueno esto daría para otro post.

  2. satur y cia says:

    mientras nosotros en este “mundillo” nos dedicamos a provocar el tiempo libre obligado, hemos atrofiado esa facultad de pensar en que existe, tu si que valoraras mas esos momentos que los que nos creemos estar en el primer mundo no lo vemos, disfruta, disfruta que algo nos llega. gracias por estas cronicas.

  3. Isabel Moreno says:

    Pues a mí me parece una postura de lo más razonable esa de ir mañana, si algo te impide ir hoy. Tanto es así que voy a intentar patentarla en el trabajo, a ver si cuela…

  4. Lu says:

    jajajajaja… la vida lleva otros tempos por esos lares.. me encanta lo del taxi y sus añadidos

    • María Arnal says:

      Si, el tema taxis siempre es una aventura en Kakamega. Me encanta, no hay una sola vez que haya ido en uno que no tenga una historia que contar, desde empujar el coche para que arrancase hasta entrar el taxi y ver a mi compañera de piso -alemana- dentro porque el taxista nos había confundido y pensaba que éramos la misma persona.

  5. Carles says:

    Muy divertido, gracias por compartirlo. Seguiré leyendo un poco más de Kakamega, puesto que me propongo dejarme caer por allí pronto…

    • María Arnal says:

      Muchas gracias Carles por tu comentario. Y si apareces por Kakamega, será un placer conocernos y compartir nuestras experiencias en Kenia

      • Carles says:

        ¿Ah, aún estás por allí? Bieeen, como dices que es pequeño, supongo que sería fácil encontrarte, je je. ¡Gracias! Bueno, si no vas muy liada igual aprovecho para consultarte alguna duda antes 😉 Ahsante, ya kuonana, wakati njema.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s