Una boda keniana

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Brenda, Amos, Jacinta y una servidora

Hace ya unos meses un amigo keniano me regaló una de las mejores y más ilusionantes experiencias que he vivido en Kenia, asistir a su boda. No sólo por la ceremonia, sino también por asistir a la culminación de un proceso que suele durar meses.

Conocí a Amos recién llegada a Kakamega en mayo de 2013. Llevaba el coche de Brenda, una alumna y secretaria de la universidad encargada de ayudarme en la instalación en este país. Brenda se acababa de sacar el carné de conducir pero no conducía, así que Amos hacía de “taxista”. Los dos junto con la entonces novia de Amos, Jacinta, me ayudaron en mi primera mudanza, del hotel a mi casa en Kakamega con la compra correspondiente de todo lo necesario para la casa más grande donde he vivido en este país.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los novios una vez casados en la iglesia

El proceso de las bodas depende de la tribu y la zona del país. Cada una tiene su ritual, pero generalmente consta de cuatro fases en las que se presentan las familias y/o clanes y se procede a las negociaciones de la dote (vacas, pollos, camellos, oro, dinero, etc.). El proceso suele durar varios meses y no excluye la ruptura de las negociaciones en cualquier momento y por tanto el aplazamiento de la boda.

No es el caso de Amos y Jacinta, pero un amigo de Kakamega me contaba que había comprado 20 vacas para la dote. La dote suele estar relacionada con el nivel educativo de la mujer, en este caso 20 vacas por ser universitaria y por tanto generadora de ingresos en el hogar. Por cada hijo varón que tenga la pareja se devuelve una vaca porque en un futuro será parte de la dote en la boda del hijo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Recinto del banquete

Volviendo a día de la boda, fue una ceremonia católica en suajili de cuatro horas de duración en las que los novios no se sientan juntos hasta el casamiento, celebrado con bailes en el corredor de la iglesia. La separación de familias e invitados no termina en la iglesia, sino que en el banquete las carpas están claramente diferenciadas y es el maestro de ceremonias quien guía a los invitados hacia la zona correspondiente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entrada de los novios al recinto del banquete

Uno de los momentos más emotivos del día es la llegada de los novios al banquete, evento por cierto sin alcohol por considerase todavía parte de la ceremonia. Las mujeres salen a recogerles y entran bailando al recinto. Siguiendo con ritmo de la mañana, el banquete no escatima en tiempo, y tras una copiosa comida llega la larga sobremesa, protagonizada por la entrega de regalos de cada uno de los invitados a la boda y la degustación de la tarta con lo que se rinde homenaje a los padres siendo los primeros en recibir el trozo correspondiente.

Y la larga sobremesa da paso a la fiesta pagana de la noche para la que todo el mundo se ha cambiado la vestimenta y en la que tuve el honor de recibir el primer trozo de tarta 🙂

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s